Preguntas más frecuentes

  • ¿Qué debo hacer en caso de que no me llegue el recibo de una Tasa municipal?

Si el objeto tributario está incluido en el Padrón municipal de la tasa, se emitirá el recibo correspondiente y se notificará mediante la exposición pública en el Tablón municipal y en el Boletín Oficial de la Provincia de Valencia. La no recepción en su domicilio del citado recibo no le exime de la obligación de pago, podrá, no obstante, solicitarlo:

- Llamando al teléfono de Atención al Contribuyente, número 963 000 500.

- Dirigiéndose a cualquiera de nuestra oficinas.

- Enviando un correo electrónico a la dirección: atencionalcontribuyente@dival.es

Si el objeto tributario no está incluido en el Padrón municipal de la tasa no se emitirá recibo. Podrá solicitar el Alta en el citado Padrón, dirigiéndose al ayuntamiento o a este Servicio de Gestión Tributaria de la Diputación, los cuales practicarán la liquidación relativa al ejercicio que corresponda. Esta liquidación será notificada individualmente, determinándose el cómputo del plazo según lo establecido en el artículo 62.2 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

  • ¿Qué actuaciones tengo que llevar a cabo con relación a las tasas locales en caso de comprar un inmueble?

La gestión de las tasas es competencia del ayuntamiento, por lo que deberá dirigirse al mismo para informar de esta circunstancia aportando los datos identificativos del nuevo titular y del inmueble (nombre y apellidos, DNI, dirección tributaria y fiscal, documento de la compraventa, etc.) El ayuntamiento, a la vista de la información facilitada, efectuará (si procede) el cambio de titularidad en el Padrón de las tasas municipales que tenga establecidas. El cambio de titularidad, por lo tanto, tendrá efectos en el ejercicio siguiente al que se haya producido.

  • ¿Debe prorratearse el recibo si se transfiere un bien sujeto a la tasa?

En principio no se prorratea, porque el obligado al pago de la tasa es el titular del objeto en la fecha de devengo de aquella (1 de enero), por lo que, en caso de transferencia, surte efecto en el ejercicio siguiente, siendo los recibos anuales y por lo general no prorrateables.

Imagen volver atrás