Es un tributo que se corresponde con la prestación de un servicio.

Lo pagan:

Los ciudadanos que se beneficien del dominio público o de la utilización de algún servicio que preste el ayuntamiento de su municipio.

Imagen volver atrás