La arqueología ha sido una disciplina  atendida, siempre, desde los inicios por la administración provincial. La creación del SIP (Servicio de Investigación Prehistórica) y las primeras excavaciones en territorio valenciano fueran el embrión de la colección de piezas y de la creación del Museo allá por el año 1927. Se establecen convenios singulares directos de la Diputación con yacimientos de especial interés: La Bastida de les Alcusses, en Moixent; el Puntal dels Llops, en Olocau y València La vella, en Riba-roja de Túria. Estos yacimientos tienen una singularidad y un valor específicos, avalados por las recomendaciones de los especialistas del museo. Con el resto de yacimientos, de época ibera en que se implica la Diputación se establece un programa específico de intervención y visibilització denominado Ruta dels Ibers.

Imagen volver atrás