Versión para impresión

El leopardo más antiguo de la península narra en el Museu de Prehistòria la lucha entre hombres y grandes carnívoros

  • El diputado Xavier Rius ha presentado hoy la exposición “Un món de feres” producida por la Diputación a raíz del hallazgo casual del esqueleto más completo de leopardo en una sima de Fontanars dels Alforins en 2013
  • Alfred Sanchis, arqueozoólogo y comisario: “El hallazgo es único porque no es habitual hallar restos de carnívoros tan completos y bien conservados y será referencia para estudiar la fauna prehistórica”
  • Helena Bonet, directora: “La exposición muestra originales de la colección de Fauna Cuaternaria del museo que atesora más de 15.000 piezas”
Imagen
11/11/2015

El diputado de Cultura de la Diputación de Valencia, Xavier Rius, ha presentado hoy la exposición “Un món de feres” producida por el Museu de Prehistòria de València que presenta, en primicia mundial, el esqueleto más completo de un leopardo pleistocénico hallado en la península ibérica.

 

Rius ha anunciado que el Área de Cultura opta por un cambio radical en las inauguraciones expositivas “que hoy comenzamos con la charla previa, abierta a todo el público, a cargo del comisario de la exposición y arqueozoólogo, Alfred Sanchis, para explicar la gran aventura que supuso el hallazgo y posterior recuperación del esqueleto del felino en el Avenc de Joan Guitón”.

 

El esqueleto casi completo de leopardo europeo prehistórico -Panthera pardus- fue hallado en 2013 en una sima de Fontanars dels Alforins, conocida como el Avenc de Joan Guitón, por los espeleólogos de Ontinyent Vicent Sanchis y Rebeca Díaz durante unos trabajos topográficos.

 

El SIP de la Diputación de Valencia fue informado del hallazgo y, viendo su interés, impulsó y coordinó, en diciembre de ese mismo año, la recuperación de los restos de este felino, localizados a 150 metros de profundidad, por un equipo integrado por los miembros del museo, Alfred Sanchis y Carmen Tormo, del Museu Arqueològic d’Ontinyent i la Vall d’Albaida, Agustí Ribera, los mencionados espeleólogos del Grup Espeleològic l’Avern d’Ontinyent y la colaboración de Josep Ribera y Juan Salazar.

 

Una leoparda de dos años muerta por una caída

 

A partir de ahí, y durante un año, el Gabinete de Fauna Cuaternaria del Museu de Prehistòria de València, dirigido por Alfred Sanchis, inició una investigación que ha ofrecido respuestas sobre cómo murió el leopardo –a consecuencia de una caída-, su sexo femenino y su edad, fijada en un año y medio ó dos de vida, “dada su completa dentición sin daños aparentes”, ha explicado el propio Alfred Sanchis, presente también en la rueda de prensa junto a la directora del Museu de Prehistòria, Helena Bonet.

 

Alfred Sanchis ha destacado la relevancia del hallazgo y lo ha calificado de único ya que “el leopaordo es un carnívoro mal conocido porque sus restos son escasos en los yacimientos arqueológicos y paleontológicos y corresponden, la mayoría de las veces, a elementos aislados como dientes, falanges y metápodos”.

 

Tal como ha explicado Sanchis, la exposición narra, a partir del esqueleto como pieza central, y con otras piezas también originales procedentes de la colección de Fauna Cuaternaria del museo, la interacción entre hombres y grandes carnívoros por el uso de las cuevas y por las presas en la prehistoria.

 

Más de 15.000 piezas del cuaternario

 

En este sentido, Helena Bonet ha destacado que “Un món de feres” muestra “por primera vez, piezas únicas, la mayoría originales y algunas réplicas, del Gabinete de Fauna Cuaternaria que atesora más de 15.000 piezas y que se constituyó en 2001 a partir de la colección fósil de Inocencio Sarrión”.

 

Los diversos grupos humanos que habitaron el territorio valenciano durante la prehistoria, neandertales y sus ancestros primeros (hace aproximadamente entre 300.000 y 40.000 años) y humanos anatómicamente modernos después (desde hace unos 30.000 años), convivieron con cuatro grupos de grandes carnívoros: úrsidos, hiénidos, cánidos y félidos.

 

En este ámbito, humanos y carnívoros compitieron por el espacio –las cuevas se utilizaban para la cría, para habitarlas y también como almacén de útiles y alimentos- y por las presas, principalmente la carne de herbívoros, rivalidad que en algunos casos dio lugar a una confrontación directa.

 

Grandes carnívoros en el mundo simbólico

 

La representación de los grandes carnívoros en el arte figurativo prehistórico confirma estas relaciones y su inclusión en el universo simbólico de los cazadores-recolectores, extremo este último que protagoniza uno de los ámbitos expositivos.

 

La mayoría de estos grandes carnívoros se extinguieron en la zona valenciana durante el Pleistoceno superior, como el león, la hiena de las cavernas y el leopardo, y algunos de ellos en el Holoceno inicial, como el cuón. En la actualidad el oso pardo y el lobo no tienen presencia en el territorio valenciano, aunque mantienen diversas poblaciones en otras zonas de la península ibérica

 

Talleres y animación lectora

 

La exposición “Un món de feres” proyecta un documental sobre la gran aventura del felino de Fontanars y ofrece al público también un audiovisual interactivo sobre el leopardo. En torno a la muestra el museo ha preparado diversas actividades complementarias “dirigidas especialmente al público infantil, como talleres de fin de semana y animación lectora en la Biblioteca para los más pequeños”, ha comentado Helena Bonet.

Xavier Rius
Xavier Rius
Helena Bonet
Helena Bonet
Alfred Sanchis
Alfred Sanchis
Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet