Versión para impresión

La pilota abre una gran partida en La Beneficència

  • “Faixa roja, faixa blava. La pilota valenciana” muestra el universo del deporte autóctono valenciano por excelencia
  • Las pelotas y las manos protegidas de los jugadores, las 18 modalidades, los espacios de juego y la indumentaria de la pilota protagonizan el recorrido expositivo
Escultura de Manuel Boix
09/11/2013

El Centre Cultural La Beneficència exhibe la exposición “Faixa roja, faixa blava. La pilota valenciana” producida por el Museu Valencià d’Etnologia con la colaboración del Museu de la Pilota de Genovés “con clara vocación itinerante y con el objetivo de reunir todas las particularidades deportivas, culturales y etnográficas de nuestro deporte autóctono más emblemático”, destacó en su presentación la diputada de Cultura de la Diputación de Valencia, María Jesús Puchalt.

 

La exposición, comisariada por el director del Museo de la Pilota de Genovés, David Sarasol, estará instalada en el Centre Cultural La Beneficència hasta marzo de 2014. Tras su exhibición en Valencia recorrerá aquellos municipios que soliciten la muestra a través del Museu Valencià d’Etnolgia de la Diputación de Valencia.

 

El material expuesto consta de paneles informativos, una reproducción de una escultura de Manuel Boix, maquetas de espacios de juego, carteleria, documentos históricos, diversos tipo de pelotas y utillaje así como diversos audiovisuales.

 

Pilotes

 

En la exposición se explica las características de cada uno de los cuatro tipos de pelota existentes en la actualidad —vaqueta, badana, galotxeta y tec— y se indican las modalidades de juego en las que se utilizan.

 

Entre los objetos más interesantes de la exhibición, destaca el material del taller de piloter (artesano constructor de pelotas) Baixauli de Catarroja, uno de los más imporantes en la elaboración de pilotes de vaqueta.

 

Protección

 

Proteger las manos es imprescindible para los jugadores. Más de una hora antes de iniciarse la partida los jugadores se cierran en el vestuario y empiezan a elaborar las protecciones, habitualmente utilizando planchas metálicas, cartas de baraja y esparadrapo. Todas estas piezas aparecen reflejadas en la muestra.

 

Las modalidades

 

Para que el público pueda entender mejor las más de 18 modalidades de juego, la muestra incorpora un interactivo donde se explican, en recreación virtual, una síntesis de los diferentes golpes (buenos y malos) en tres espacios de juego: el trinquete, la calle y el frontón, visualizando posteriormente imágenes reales de partidas.

 

La indumentaria

 

La indumentaria de los jugadores es uno de los grandes apartados de la exposición, reflejada en cuatro maniquíes que muestran la evolución de las prendas.

 

Las piezas más destacadas son los pantalones largos o cortos (según la modalidad de juego) y una camiseta de algodón de color blanco, una faja y alpargatas de esparto; en origen la faja era negra y, más tarde, cambió para incorporar el rojo y el azul, indicativo de la categoría del jugador y que, además, ayudaba a los espectadores a distinguirlos: el rojo indica una mayor categoría que el azul, aunque hay algunas excepciones al respeto.

 

Los espacios del juego

 

Tradicionalmente han sido las calles de muchas de las poblaciones valencianas, los espacios donde se jugaba a la pelota, en concreto a llargues, al raspall y la galotxa, mientras que si se optaba por modalidades en las cuales hacía falta rebote, es decir, las que necesitan de una pared, se buscaba cualquiera de ellas más o menos lisa y con pocos elementos que pudieran distorsionar el rebote de la pelota, como ventanas, puertas o decoraciones sin relieve. Así, fueron los muros laterales o últimos de muchas iglesias los más idóneos para su práctica. De hecho, todavía podemos ver en algunos pueblos la famosa frase «Prohibido jugar a pelota» pintada en estas paredes.

 

Los trinquetes y los frontones son los espacios de juego construidos específicamente para jugar a la pelota. La exposición dispone de tres maquetas: trinquete, calle y frontón, donde el visitante podrá observar, a escala, como son los diferentes espacios de juego.

 

Los personajes de la partida

 

Un apartado importante de la exposición explica la función de los personajes que intervienen en una partida de pilota. Salvo los jugadores, que obviamente son los protagonistas principales, hay una serie de personas que tienen un papel fundamental para el buen funcionamiento de la partida: el trinqueter, propietario o gestor del trinquete; el marxador, que lleva la cuenta de la partida y canta el resultado, además de ser depositari de las apuestas; y el home bó, persona que tiene que decidir sobre las situaciones dudosas a lo largo de la partida; y, finalmente, el público, que se caracteriza por tener una participación muy activa.

 

Otras realidades de la pelota valenciana

 

Se aborda el tema de la mujer como jugadora. La mujer ha tenido una presencia casi testimonial en el mundo de la pilota. Aunque había mujeres que jugaban a la pilota en la sociedad tradicional y se sabe de la organización de partidas femeninas en algunos trinquetes de Valencia desde el final del siglo XIX.

 

La incorporación de la mujer viene favorecida por la introducción de este deporte en el sistema educativo oficial y la creación de las escuelas municipales en muchas localidades valencianas.

 

También se ha querido resaltar la integración social a través del deporte de la pilota, como es la organización de campeonatos para personas en silla de ruedas o para personas con enfermedades metales.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet