Versión para impresión

Laura Freixas: “Cuando las mujeres hablan, desmontan el relato patriarcal”

  • La escritora recuerda en el Feminario a algunas mujeres que a lo largo de la historia han criticado la invisibilización cultural de las mujeres, como María de Zayas, Virginia Woolf, Rosa Chacel o Rosalía de Castro
Imagen
05/02/2019

“Si queremos tener poder sobre nosotras mismas y sobre la sociedad para hacerla más justa e igualitaria, necesitamos desobedecer el mandato de silencio y de ignorancia que nos ha impuesto el patriarcado a las mujeres, y por lo tanto necesitamos tomar la palabra y ser dueñas del relato”. Así lo expresó la escritora Laura Freixas en la conferencia inaugural del IV Feminario, organizado por la Diputació de València, ante más de mil personas en el Centre Cultural del Carme.

 

Laura Freixas abrió este foro de debate, que aborda los retos actuales del feminismo y llega en vísperas del 8 de marzo en un momento marcado por la “incertidumbre”, con una interesante reflexión sobre la histórica hostilidad hacia la mujer que habla y sabe. Bajo el título ‘La mujer callada de todos es alabada’, Freixas hizo un detallado repaso al mandato de silencio que sufren las mujeres, desde Fray Luis de León, que atribuía a los hombres lo público y a las mujeres el encerramiento, hasta Neruda y su ‘me gustas cuando callas’.

 

En este sentido, la escritora puso en evidencia cómo el relato misógino, que ha invisibilizado a las mujeres a lo largo de la historia, ha ido adoptando diferentes formas y “ha estado presente en todas las épocas y sigue todavía muy vivo en la actual”. Desde libros clásicos como ‘La Odisea’ hasta series de actualidad como ‘Merlí’ (TV3), pasando por destacados escritores y poetas como Gustavo Adolfo Bécquer o Charles Baudelaire; dibujantes como Honoré Daumier, o cantantes como David Civera o Kevin Roldán, que en pleno siglo XXI proponen detener a las mujeres por mentirosas e incontrolables o desean mujeres que ‘no digan naaa’.

 

Freixas remarcó que este relato androcéntrico atraviesa toda la cultura, ya que “los hombres son mayoría de autores en los libros de texto de los centros educativos, ocupan el 80% de quienes opinan en los medios… y el mensaje siempre ha sido el mismo: la mujer debe callar, la mujer que habla es criminalizada y descalificada; la mujer culta y poderosa siempre es presentada como odiosa y ridícula, siempre se la ve con desconfianza”, añadió.

 

Romper el silencio

 

Por otra parte, la escritora también recordó a algunas mujeres que a lo largo de la historia han desobedecido y cuestionado su invisibilización cultural. Para ello dio voz a mujeres que se han atrevido a dar su opinión, como María de Zayas, que protestó contra la prohibición de que las mujeres pudieran estudiar; Rosa Chacel, que se sublevó contra la imposición de roles sexistas; Virginia Woolf, que criticó la falta de representación en la literatura de los trabajos que tradicionalmente han sido atribuidos a la mujer; o Rosalía de Castro, que puso en evidencia la hostilidad hacia la mujer culta, entre otras.

 

“¿Qué es lo que quieren exactamente que callemos y cuáles son las consecuencias de que hablemos?”, reflexionaba Freixas tras poner en evidencia este mandato de silencio con el que el patriarcado trata de oprimir a las mujeres. “Es el miedo a que las mujeres den su visión de las cosas, diferente a la de los hombres, pues cuando las mujeres hablan, desmontan el relato patriarcal”, concluye la escritora catalana.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet