Versión para impresión

Teatre Escalante apuesta por la eficacia en la gestión y la renovación de lenguajes escénicos en su nueva temporada

  • La programación consta de tres producciones propias y cinco ciclos, que suman un total de 169 funciones distribuidas en seis espacios de la ciudad
  • Los espectáculos, muchos de ellos avalados por premios de prestigio, inciden en la inclusión social y en la igualdad de género
Imagen
11/10/2017

La nueva temporada del Teatre Escalante va a estar marcada por la renovación. En todos los sentidos. Tanto en la gestión, como en la programación, tanto en el fondo como en la forma, tanto en las salas como en la Escuela. El objetivo es sumar nuevos públicos y formar a espectadores críticos y profesionales íntegros. Así, en las seis salas donde este curso va a distribuirse la programación va a predominar la innovación, la inclusión social y la igualdad de género. Y en la Escola Escalante, por un lado, los profesionales valencianos van a acceder a formación continua de la mano de reputados docentes, y por otro, personas con diversidad funcional y mujeres en riesgo de exclusión social hallarán en el teatro una herramienta de inclusión.

 

Esta temporada 2017-2018 es la primera programada por completo por su director artístico, Josep Policarpo. El objetivo del nuevo gestor es el de la regeneración del concepto de teatro público tanto en el modelo de gestión como en la línea artística.

 

El primer propósito pasa por poner todos los mecanismos al servicio del aumento de público y que el Teatre Escalante responda a sus necesidades. Para hacerlo posible han reforzado profundamente todos los instrumentos de comunicación y, especialmente, la atención a toda la comunidad escolar.

 

El segundo extremo implica la valía contrastada de los espectáculos previstos. El plato fuerte de la temporada serán las tres producciones propias que tendrán una amplia repercusión sobre los profesionales valencianos de las artes escénicas. Son tres propuestas de gran formato, inmersas en la renovación estética y con la voluntad de hacer un teatro más próximo a nuestra realidad social.

 

En lo que se refiere a los espectáculos procedentes de otras autonomías, muchos de ellos han sido premiados con galardones tan prestigiosos como el Max y los Premios del Teatro Andaluz, y en muestras tan reputadas como la Feria de Teatro Europeo para Niños y Niñas (FETEN) y la Fira de Titelles de Lleida.

 

“La calidad es una señal de identidad del teatro público que defendemos”, destaca al respecto Policarpo.

 

Mujer e inclusión social

 

Dos ejes transversales recorren toda la programación, la inclusión social y la igualdad de género. En varias de las propuestas se arroja una mirada al hecho diferencial, a la diversidad racial, lingüística y de género. “Al fin y al cabo, el objetivo último es inculcar la afición al teatro entre los pequeños y la formación de un espectador con conciencia crítica”, esgrime Policarpo.

 

En paralelo, también hay un envite por la autoría y la dirección femeninas, al tiempo que se aborda el problema del sexismo en nuestra sociedad y se fomenta una imagen de género igualitaria.

 

Las dos producciones propias de esta temporada, Pi de OtraDanza, y Les 7 diferències, de El Pont Flotant, son dos buenos ejemplos de este propósito. Ambas compañías se caracterizan por la experimentación y el empleo de nuevos lenguajes. Sus procesos de producción son largos y minuciosos, y sus temáticas, próximas a la realidad social.

 

Completa el ciclo de producciones propias la reposición del 1 al 21 de diciembre de L’home invisible en el Teatre Martin i Soler del Palau de les Arts. Esta adaptación a cargo de La Pavana Companyia Teatral del clásico literario de H. G. Wells cuenta con canciones y música en directo.

 

Media docena de espacios, 169 funciones

 

Esta edición estará marcada por la itinerancia del proyecto Escalante. A la espera de contar con sede propia tras el cierre por ruina del edificio ubicado en la calle Landerer, la programación va a estar repartida entre seis espacios diferentes, que se han seleccionado ateniendo a las necesidades de cada producción o ciclo.

 

La programación consta de tres producciones propias y cinco ciclos que suman un total de 169 funciones, 133 escolares y 36 familiares. Hay que subrayar que la oferta aumenta en tres representacions más que el año pasado.

 

A día de hoy ya han contactado con Teatre Escalante 270 centros escolares de la provincia de València. El número de reservas hechas es de 20.640, lo que supone un porcentaje de ocupación del 76% sobre el total ofertado para toda la temporada

 

Teatre i Música

 

Las dos primeras producciones programadas por el Centre d’Artes Escèniques este mes de octubre se engloban en el ciclo Teatre i Música. Del 11 al 15 de este mes, se estrena Arturo y Clementina, de Titiritrán Teatro, y del 18 al 22, sube al escenario Moby Dick, de Teatro Gorakada.

 

Hay teatro de sombras tradicional, uso de nuevas tecnologías y música en directo. Los dos montajes se representarán en el Teatre Martín i Soler del Palau dels Arts.

 

Memoria histórica

 

Del 25 al 27 de octubre, el proyecto Escalante se traslada a la Sala Matilde Salvador. En este íntimo espacio sito en La Nau de la Universitat de València se ha programado un ciclo dedicado a la memoria histórica. Durante tres días se evocarán voces anónimas y destacadas de represaliados del régimen franquista.

 

El teatro da voz al poeta Miguel Hernández, a la miliciana anarquista María La Jabalina y a las presas que hicieron de su dignidad un manifiesto de resistencia revolucionaria durante la posguerra.

 

Nadal a l’Escalante

 

Llega la Navidad y con ella la tradicional oferta teatral para todos los públicos del Teatre Escalante. Del 26 de diciembre al 3 de enero habrá circo, una lección humanista a cargo de Charles Dickens y un tributo a los Beatles. El espacio elegido para acoger las propuestas navideñas del Centre d’Arts Escèniques será el Teatre Rialto.

 

Escena diversa

 

Próxima parada, Sala Russafa, del 11 de febrero al 2 de marzo. El teatro privado acoge el ciclo Escena diversa, con propuestas que combinan la reflexión con el entretenimiento. Así, la prestigiosa formación granadina La Maquiné visita València con una recreación estilizada de cuentos tradicionales. La Baldufa Companyia de Teatre se servirá de los animales de la sabana africana para apuntar soluciones para el bullying en Safari, y la Compañía Improvisada propone en Agua de luna, una fabula ecologista para descubrir los valores de la colaboración, el respeto a la igualdad, la diversidad y la amistad.

 

Menut Teatre

 

Cierra la temporada la segunda entrega del ciclo para la primera infancia, Menut Teatre. Los críos de entre dos y cinco años están invitados a iniciarse en las artes escénicas en Espai Inestable, con tres espectáculos donde prima la poética. Ponten Pie estrena Loo, un documento sobre cómo y porqué el viento desertiza.

 

L’Horta Teatre también propone una reflexión medioambiental en Líliput, un cuento donde compañía y espectadores manipulan instrumentos electrónicos y elementos de reciclaje. Y finaliza el ciclo y la temporada una indagación sobre el origen de la amistad entre el hombre y el perro. Huellas. Periferia Teatro Títeres.

 

Formación continua

 

La nueva dirección concibe el proyecto Escalante como una iniciativa integral, lo que pasa por redefinir los planes de estudios de su escuela de teatro. Así, además de la continuidad de la Escoleta, destinada a cursos para menores de 17 años, y de la oferta de un programa social con cursos asequibles para personas con diversidad funcional y para mujeres con peligro de exclusión y víctimas de violencia de género, esta temporada se consolida la formación continua de profesionales de las artes escénicas. 

 

“La idea es romper la endogamia y el aislamiento que hemos sufrido en los últimos 20 años y ofrecer a precios asequibles, ya que se trata de un servicio público, instrumentos para que nuestros profesionales crezcan”, resume Josep Policarpo.

 

El programa consta de talleres mensuales y de cinco seminarios intensivos de una semana con profesionales contrastados que desarrollan su actividad fuera de València. El taller actual es de clown y está siendo impartido por Patrícia Pardo. En noviembre, les tocará el turno a Carles Sanjaime y a Toni Miso, que ofrecerán un taller de verso. En diciembre tomará el relevo Francesc Fenollosa, que formará a los alumnos en doblaje. En cuanto a los seminarios, el primero será impartido por Manuel Dueso en noviembre.

 

“Con esta fórmula, los interesados pueden acceder a una formación continua, con un cambio de asignatura mensual, o bien entrar y salir a lo largo del año en función de sus intereses. Así damos la posibilidad de reciclaje a gente que ha acabado hace poco de formarse y a los que les cuesta más incorporarse en el mundo laboral”, valora el director de la Escuela Andrés Poveda.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet