Versión para impresión

Un puente de más de cien metros sobre el Serpis mejora la comunicación entre Villalonga y Ador

  • La actuación del Área de Carreteras de la Diputación de Valencia ha supuesto una inversión de más de 3,2 millones de euros
  • Para construir el puente se han empleado 1.350 m3 de hormigón, 185.000 kgs. de acero y su peso total se acerca a las 1.500 toneladas
Aspecto del puente sobre el río Serpis
03/11/2013

La Diputación de Valencia, desde el Área de Carreteras, emprendió en su día una serie de actuaciones en la red provincial con el objetivo de incrementar los flujos de comunicación y desplazamientos entre los diferentes ámbitos geográficos, sociales y económicos. El acondicionamiento y refuerzo de firme en la carretera CV-685, tramo Villalonga-Ador (Fase 2ª), ha significado un presupuesto total de licitación de la obra de 3.293.930 euros y un plazo de ejecución de 8 meses.

 

Este tramo en particular presentaba un elevado índice de siniestrabilidad motivado, en gran medida, por las reducidas características geométricas de la carretera, la multitud de accesos directos, la escasa visibilidad y el elevado índice de vehículos pesados que genera el polígono industrial de Villalonga.

 

Por todo ello la Diputación de Valencia decidió acometer la segunda fase de la obra que nos ocupa, la cual supone la conexión, en condiciones de seguridad, de la CV-685 con la CV-680, ejes convergentes con la población de Villalonga.

 

Los objetivos perseguidos por la obra han sido por un lado mejorar las condiciones de seguridad vial de la carretera mediante la ampliación del ancho de la calzada, la eliminación de los cambios de rasante, la eliminación total de los accesos directos, la construcción de un nuevo puente sobre el río Serpis y la adecuación de los sistemas de contención y señalización.

 

En segundo lugar se ha perseguido aumentar la conectividad y el confort de la conducción, mediante la construcción de dos nuevas glorietas y la eliminación del tramo de trazado sinuoso, donde era imposible el cruce de dos vehículos pesados.

 

El nuevo trazado ha reducido sensiblemente los tiempos de recorrido y en consecuencia ha mejorado tanto la calidad de vida de los usuarios de la vía, como ha aumentado la competitividad de las empresas instaladas en el polígono industrial.

 

Actuaciones que se han desarrollado

 

La obra ha consistido en la ejecución de la variante de 450 metros de longitud, que une la carretera Ador-Villalonga (CV-685) con la carretera que discurre entre Villalonga y Gandia (CV-680), por el norte de la población de Villalonga y delimitada en ambos extremos por sendas glorietas de 25 y 30 metros de radio interior. El ancho de la calzada es de 12 metros, distribuidos en dos carriles de 3,50 metros, arcenes de 1,50 metros y bermas de 1 metro.

 

La carretera antigua pasa a ser un camino de servicio para conectarse al tramo en variante construido en la glorieta situada en el extremo oeste. Para dotar de acceso a todas las propiedades adyacentes se han construido cuatro caminos de servicio de 5 m de anchura.

 

Un puente de 109 metros y 1.500 tn.

 

El cauce del río Serpis se ha salvado mediante una nueva estructura isostática, de tres vanos cuyas longitudes son 33, 40 y 36 m respectivamente. El ancho de la estructura es variable en el primer vano por la isleta deflectora de acceso a la glorieta, entre 17,80 y 12,00 m y constante de 12,00 m para los dos vanos siguientes. Esta anchura se distribuye en dos carriles de 3,50 m, separados por una mediana de 0,50 m, arcenes de 0,50  y acera de 1,75 m a ambos lados.

 

El tablero es bicelular, formado por dos vigas artesas de 1,80 m de canto, sobre las que se apoyan las prelosas y la losa de compresión. La magnitud del puente queda patente en los 1.350 m3 de hormigón empleados, los 185.000 kg de acero y el peso del mismo, cercano a las 1.500 tn.

 

Medidas complementarias

Para asegurar la estabilidad del cauce en episodios de fuertes avenidas habituales en esta zona se han construido en ambas márgenes del río muros de escollera, que a su vez protegen las pilas del puente.

 

Las obras se han completado con la señalización horizontal y vertical y el balizamiento correspondiente, sobre el puente se ha colocado un sistema de contención de nivel H3. Tanto en las glorietas como en el puente se ha instalado alumbrado para favorecer la conducción nocturna.

 

En el transcurso de la obra se han adoptado numerosas actuaciones medioambientales con el objeto de minimizar la afección al entorno excepcional en el que se localiza. Así mismo se ha realizado el seguimiento arqueológico, que ha tenido como resultado el hallazgo de una pequeña necrópolis islámica.

 

Finalmente se han ajardinado las glorietas mediante la plantación de olivos centenarios y demás especies arbustivas.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet