Las diputaciones defienden la responsabilidad de los municipios y piden reinvertir el superávit