El Puig ofrece a La Vuelta los argumentos para mostrar su historia a 400 millones de espectadores