La Vuelta regresa a Cullera 40 años después con una salida neutralizada desde la Bahía