La Diputació iniciará en diciembre las obras para desviar los 12.000 vehículos que atraviesan Bétera cada día