Reanudadas las obras en la Variante Norte de Bétera

Vista aérea

19/5/2020

Tras la paralización obligatoria de la actividad en el sector de la construcción de la segunda quincena del mes de marzo, durante el mes de abril y mayo, continua la ejecución de las obras de la Variante Norte de Bétera, iniciadas el pasado mes de diciembre y que suponen una inversión de 15,3 millones de euros.

El Servicio de Construcción y Control de Calidad, del Área de infraestructuras de la Diputació de València, está llevando a cabo las obras de construcción de la primera fase de la variante, mientras en el departamento de Proyectos se está trabajando en la segunda fase que permitirá dar continuidad a la misma hasta la carretera CV-333, de Bétera a Olocau.

Las obras se desarrollan a buen ritmo, centrándose en este momento en actividades relacionadas con las reposiciones de cerramientos y las diferentes redes de riego que se deben adecuar al nuevo trazado de la carretera. Al mismo tiempo, se continúa con el movimiento de tierras, empleando maquinaria pesada que permite realizar estos trabajos con mayor rendimiento y más rapidez. El equipo de maquinaria presente en la obra incluye, además de las que son habituales, seis excavadoras retrogiratorias de gran tonelaje y dos camiones dúmper extraviales, cuya circulación está limitada al interior de la obra, dado su gran tamaño. Así mismo, se cuenta con un gran número de personal, empleado tanto en la ejecución directa de las obras como en el suministro de todos los materiales necesarios, como son elementos prefabricados y tuberías de diferentes diámetros.

 

La variante incluye la construcción de cuatro nuevas glorietas que, junto a la posterior remodelación de la glorieta existente en la CV-333, para albergar el ramal correspondiente al nuevo tramo, y las vías de servicio laterales, proporcionarán un control total de los accesos a la carretera que se construye.

La sección tipo consta dos carriles de 3,0 m, cada uno, con arcenes-bici de 2,0 m a ambos lados. Además, en la línea de promover la movilidad ciclopeatonal y la seguridad de los usuarios no motorizados, se contempla una vía ciclo-peatonal, de 2,3 m de anchura, segregada y protegida de la carretera.

 

Será necesario construir cuatro estructuras para salvar la línea de metro València-Bétera y los barrancos del Carraixet y del Cerezo. De entre ellas, destaca el puente sobre el Barranc del Carraixet, con una longitud de 164 m distribuida en 5 vanos.

También se instalará alumbrado en tres de las glorietas como medida para incrementar la seguridad de las intersecciones. Y por último, se realizará la restauración paisajística de la zona mediante el ajardinamiento de las glorietas, la revegetación de los taludes y la colocación de pantallas acústicas en tramos próximos a edificaciones.

 

Está previsto que esta fase de la variante esté finalizada en diciembre de 2021. La obra evitará el paso de 12.000 vehículos diarios por la travesía de este municipio del Camp de Túria, y mejorará la fluidez del tráfico de la carretera CV-310 reduciendo los tiempos de recorrido. Esto supondrá una disminución significativa de la contaminación acústica y ambiental, y un incremento de la seguridad vial, que redundarán en una mejora del día a día de vecinas y vecinos de Bétera.

 




Versión para impresión
Imagen volver atrás