Versión para impresión

Ángela García y Manu Blázquez ganan los premios Alfons Roig de artes visuales 2020

  • Los galardones, organizados por el área de Cultura de la Diputació de València, tratan de potenciar el arte emergente y reconocer la trayectoria de los mejores artistas valencianos
  • Para el diputado de Cultura, Xavier Rius, “la presentación del premio Alfons Roig en Llutxent tiene un valor transversal. Reivindica nuestro arte y patrimonio, además de apoyar a los municipios que entienden la cultura como un aliciente contra la despoblación”
Imagen
15/11/2020

Los premios de artes visuales Alfons Roig 2020 se han entregado este sábado en Llutxent a propuesta del área de Cultura de la Diputació de València y con un jurado de gran nivel que ha otorgado los galardones a Manu Blázquez como mejor proyecto artístico y a Ángela García por su trayectoria. El acto celebrado en el Monasterio del Corpus Christi, con la colaboración del Ayuntamiento de Llutxent, ha contado con actuaciones musicales, proyección de audiovisuales y la conducción de la periodista Amàlia Garrigós.

 

Por primera vez la entrega de los premios Alfons Roig adopta el formato de gala. No obstante, vistas las medidas oficiales de restricciones y seguridad para hacer frente a la pandemia, se ha querido adecuar como producto audiovisual que pronto estará accesible para todo el mundo.

 

Para el diputado de Cultura, Xavier Rius, “la presentación del premio Alfons Roig en Llutxent, en la comarca de La Vall d'Albaida, tiene un valor transversal y muy enriquecedor. Por un lado, reivindica el valor de nuestro arte y del patrimonio de la Diputación; por otro, concede fuerza y argumentos a municipios como Llutxent, que entienden la cultura como un aliciente contra la despoblación”.

 

Los premiados

 

En la gala se ha reconocido el valor y la originalidad de artistas como Simeon Llicer, Maria Tinaut y Alejandro Marco, que han recibido la mención especial de un jurado que finalmente ha otorgado el premio al mejor proyecto artístico a Manuel Blázquez (València, 1978), por su proyecto ‘El gran libro de la pintura’, donde según palabras del jurado “renueva una visión sobre la acción artística y lo lleva hacia un territorio que juega con dos prácticas diferentes, una derivada de la acción precisa del artista y otra que va hacia la formalización del uso de la materia”.

 

El jurado también ha destacado que el autor “articula muy bien la relación libro/espacio, estableciendo entre ellos un vínculo interesante que propone desplegar de la bidimensionalidad al espacio físico”. Manu Blázquez ha recibido de manos de la alcaldesa de Llutxent, Xaro Boscà, el premio consistente en un grabado de la artista Maria José Planells, una figurilla conmemorativa del área de Cultura, diseñada por Artur Heras, ambos antiguos becados y premiados Alfons Roig.

 

Además, Manu Blázquez recibirá por parte del área provincial de Cultura de la Diputació un premio en metálico de 17.500 euros para poder realizar su proyecto y presentarlo en el Centro del Carmen de la ciudad de València en el otoño de 2021.

 

La otra gran protagonista de la noche ha sido Ángela García, quien ha recibido el premio a la trayectoria artística que otorga la Diputació en el marco de los Alfons Roig, con una dotación de 22.500 euros. La decisión de premiar a la artista valenciana nacida en 1944 ha sido una propuesta directa del jurado, que también ha reconocido la lucha feminista de Ángela García.

 

De la ganadora, el jurado ha querido añadir que es “una artista con una larga trayectoria en el campo de la pintura, que ha sido catedrática en la escuela de arquitectura, con estudios relativos al color.” También que “desde sus inicios artísticos realiza un trabajo de gran originalidad y consistencia, reutilizando imágenes de los medios de comunicación con una práctica que subvierte y cuestiona el sentido original de las imágenes, en especial en aquello que afecta a la asunción del rol femenino en la sociedad contemporánea”.

 

Ángela García, pintora, fue pionera en la elaboración de un trabajo que inicialmente absorbía formas del pop art, con una visión centrada en la crítica feminista al papel “decorativo” de la mujer en determinados clichés sociales, como los concursos de belleza. Posteriormente, ha profundizado en sus estudios sobre el color y la abstracción, con una etapa de obras que han tratado de reinterpretar el cubismo, pero también la abstracción pictórica.

 

La beneficiaria ha manifestado su sorpresa por el premio recibido y toda su gratitud hacia la Diputación. Igualmente se ha comprometido a hacer donación de una de sus obras.

 

Homenaje a Alfons Roig y reconocimiento en Llutxent

 

Llutxent, el Monasterio del Corpus Christi y la ermita adyacente, son espacios íntimamente ligados a la vida y obra de Alfons Roig, un sacerdote y profesor de arte extraordinario que propició la llegada del arte moderno a las tierras valencianas. Por varias circunstancias, Alfons Roig fue en sí mismo un catalizador de las corrientes del pensamiento alrededor del arte moderno y, sobre todo, un divulgador que facilitó el encuentro entre los jóvenes artistas que antes de la transición española ya vislumbraban un fuerte cambio en la sociedad.

 

Alfons Roig creó una magnífica biblioteca y un considerable fondo artístico y documental, formado por donaciones de amigos y admiradores. Con el paso del tiempo todo este legado acabó como donación a la Diputació de València, que pudo contar así con obras de Julio González o Wassily Kandinsky, entre otros muchos artistas. El Monasterio del Corpus Christi también forma parte del patrimonio de la Diputació desde los años 80.

 

Los premios Alfons Roig fueron creados como homenaje a esta figura capital de la segunda parte del siglo XX, dentro de la tradición de la corporación en la promoción del arte y los artistas valencianos. Si en los inicios del siglo XX artistas como Sorolla, Pinazo y Benlliure pudieron verse favorecidos con el espaldarazo económico de la Diputació en sus estudios, será a partir de los años 80 y 90 cuando se establezca, además, un premio en reconocimiento a la trayectoria de artistas valencianos que hoy son internacionales, caso de Josep Renau, Andreu Alfaro, Miquel Navarro, Carmen Calvo, Carmen Grau, Artur Heras y otros muchos que, con su reconocimiento y la contribución de la Diputación, han encontrado una mayor proyección en el panorama del arte.

 

Edición especial y jurado de grande nivel

 

Los premios Alfons Roig tienen carácter bianual. La edición de este año aporta algunos cambios de calado en el formato de los premios. En primer lugar, se introduce el premio al proyecto artístico, que tenía que ser presentado como propuesta única y original a concurso.

 

La convocatoria de la presente edición ha dado como resultado la presentación de 22 proyectos únicos, de 9 mujeres y 13 hombres, que el jurado ha valorado muy positivamente.

 

Para dejar el reconocimiento en manos de profesionales de la mediación, gestión y estudio de las artes contemporáneas, se ha constituido un jurado excepcional, que ha sido formado por reconocidos y reconocidas profesionales del arte moderno y contemporáneo: Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía de Madrid; Ferran Barenblit, del MACBA de Barcelona; Nekane Aramburu, ex directora d’Es Baluard de Palma de Mallorca; Vicent Todolí, ex director del IVAM y del Tate Modern; y Elena Juncosa, directora de la Fundación Mas Miró.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet