Versión para impresión

El sistema de contención instalado por la Diputació en Cortes de Pallás evita desprendimientos en la calzada

  • La instalación de unas mallas y el sistema de control de deformaciones puesto en marcha por el área de Carreteras ha servido para mantener la CV-428 abierta al tráfico a pesar del temporal de este fin de semana
Imagen
29/01/2018

El fin de la preemergencia nivel naranja por lluvias decretado este lunes deja un domingo de intervenciones del personal de Carreteras de la Diputació de València en las comarcas centrales. Unas actuaciones entre las que destaca una preventiva: la instalación de sistemas de contención en los taludes contiguos a la CV-428 en Cortes de Pallás, que ha evitado desprendimientos sobre la calzada en la madrugada del domingo al lunes.

 

Hace apenas unos meses, desde el área de Carreteras que dirige el diputado Pablo Seguí, se dieron por finalizados los trabajos de instalación de unas mallas que han servido para mantener abierta al tráfico esta vía, permitiendo las comunicaciones por carretera en todo momento a pesar del fuerte temporal que ha afectado a buena parte de la provincia. Las brigadas de Divalterra, empresa pública de la Diputació, aún están en alerta ante posibles avisos por los efectos del viento y la lluvia.

 

Prevención y previsión

 

Las intervenciones llevadas a cabo tanto desde el área de Carreteras como por los brigadistas de la Diputació han sido parte del dispositivo de la corporación provincial ante las fuertes lluvias previstas para el pasado fin de semana. Un operativo de más de 300 efectivos del área de Carreteras, Divalterra y Egevasa, a los que se sumó el dispositivo habitual del Consorcio Provincial de Bomberos, compuesto por otro centenar de personas. Todo un operativo en alerta las 24 horas del día, preparado para intervenir de forma inmediata.

 

En concreto, las labores llevadas a cabo durante el domingo tuvieron lugar principalmente en dos carreteras: en la CV-657 de Moixent a Beneixama, donde se envió maquinaria para retirar nieve a la altura de Fontanars dels Alforins; y en la CV-563, donde se produjeron arrastres de tierra a la altura de Llosa de Ranes, lo que motivó una actuación que permitió mantener la vía abierta al tráfico con señalización de peligro y limitación de velocidad.

 

También el domingo, en la CV-600 entre Xátiva y Llocnou, se produjo una caída de árboles que ya fueron retirados; en la CV-651, de Moixent a Aielo de Malferit, se produjo un desprendimiento de talud; y en la rotonda de inicio de la CV-555 en su intersección con la CV-560 en su paso por Cotes, en dirección a Sumacàrcer, se produjo la caída de un árbol, siendo este el único incidente en la comarca de La Ribera, rápidamente solucionado.

 

Las brigadas de Divalterra, por su parte, han hecho valer sus efectivos mediante la retirada de tres árboles que obstaculizaban la circulación en caminos de las comarcas valencianas. En concreto, dos en el término municipal de Ayora y uno más en la localidad de Yátova.

 

Por su parte, desde Egevasa se han solucionado otras incidencias relacionadas con el temporal, como los embozos en la planta de Barxeta y el colector de Anna, donde aún sigue trabajando un camión cuba. También se solucionó el corte de suministro en la EDAR de Vall dels Alcalans, en la zona de Cheste, con la restitución del servicio por parte de Iberdrola.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet