Versión para impresión

La Diputació construirá 2 rotondas en la conexión de la CV-370 de Manises al By-Pass para eliminar el punto negro

  • La actuación del área de Carreteras sale a licitación con un presupuesto de 719.000 euros y un plazo de ejecución de 6 meses
  • Las glorietas a ambos lados de la autovía reordenarán los giros en un tramo con 17.000 vehículos al día y concentración de accidentes
Imagen
19/12/2019

La Diputació de València ha sacado a licitación la actuación en la CV-370 de Manises a Pedralba para mejorar la seguridad en la conexión con la autovía A-7, a la altura del By-Pass. El área provincial de Carreteras construirá dos rotondas a ambos lados de la autovía que reordenarán los movimientos de giro en las actuales intersecciones, un tramo de concentración de accidentes desde hace más de una década.

 

El diputado de Carreteras, Rafa García, explica que “esta vía de Manises a Pedralba tiene una elevada intensidad de circulación en puntos como la conexión con el By-Pass, un tramo que concentra 17.000 vehículos diarios y en el que es necesario actuar de urgencia para pacificar el tráfico, suavizando así los giros que provocan la acumulación de accidentes en el único punto negro identificado por la DGT en la red provincial de carreteras”.  

 

La obra, que cuenta con un presupuesto de 718.854,39 euros y un plazo de ejecución de 6 meses, se desarrollará entre el punto kilométrico 5,5 y el 6,5 de la CV-370 de Manises a Pedralba, manteniendo la estructura existente para el cruce de esta vía de titularidad provincial sobre la A-7. La urgencia de la misma se enmarca en la política del área de Carreteras de la Diputació de mejorar constantemente la seguridad y el mantenimiento de su red viaria, que se extiende a lo largo de 1.800 kilómetros.

 

Las rotondas

 

La remodelación de las intersecciones en las que se concentra un elevado índice de accidentabilidad se ha resuelto mediante la proyección de dos glorietas a ambos lados de la autovía, que buscan reducir drásticamente las frecuentes colisiones que actualmente se producen por los giros complejos en unas infraestructuras insuficientes para absorber el volumen de tráfico actual.

 

Estas rotondas tendrán un radio interior de 20 metros y una calzada anular de 8 metros, ajustándose todo lo posible a las rasantes actuales y con alumbrado público perimetral en los anillos circulares. En cuanto a la integración paisajística, las dos glorietas se integrarán en el entorno mediante la ornamentación de las isletas centrales con sendos mosaicos de gravilla de colores.

Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet