Versión para impresión

La Diputación despeja de nieve la carretera para permitir el desalojo de los 40 niños y profesores del albergue de Casas del Río

  • La máquina quitanieves enviada por la Corporación provincial ha realizado labores de limpieza en la CV-442, tras lo cual la Guardia Civil ha procedido a desalojar el complejo educativo de Moragete
  • Aunque un gran número de carreteras continúan cerradas o cortadas al tráfico en algún tramo, la situación mejora ligeramente en la red provincial, con 10 vías reabiertas
Imagen
20/01/2017

Una máquina quitanieves enviada por la Diputación de Valencia se ha desplazado este viernes a las inmediaciones de la pedanía de Casas del Río, en Requena, para limpiar de nieve la CV-442, incluido el acceso al campus educativo de Moragete, donde habían quedado atrapados en un albergue alrededor de 40 niños y profesores. Tras la limpieza de la vía, la Guardia Civil ha procedido al desalojo del refugio, ante las previsiones de fuertes nevadas en toda la zona, en la que más de 60.000 personas se han quedado sin suministro eléctrico.

 

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene la alerta naranja por nieve en el interior norte de Valencia y por lluvias en todo el litoral de la provincia. Aunque la red provincial de carreteras, con 1.800 kilómetros de extensión, continúa con un gran número de vías cerradas o cortadas al tráfico, la situación ha mejorado ligeramente con la reapertura de 10 vías:  la CV-652 de Moixent a Fontanars dels Alforins; la CV-654 de Fontanars dels Alforins a CV-652; la CV-436 en el acceso a San Benito desde la N-330; en la CV-437, en el acceso a Alpera desde la N-330; en la CV-441 de Jarafuel a la CV-440; la CV-444, en el acceso norte a Campo Arcis; la CV-431 de La Portera a Requena; la CV-442, de acceso a Casas del Río desde la N-330; la CV-428 de acceso a Cortes de Pallás; y la CV-429 de Macastre a La Portera.

 

La demarcación de Villar del Arzobispo continúa siendo una de las más afectadas. En la comarca del Rincón de Ademuz y Los Serranos todas las vías se encuentran impracticables por la acumulación de nieve, en esta última sobre todo a partir de Higueruelas. Otra de las demarcaciones más afectadas es la de Utiel-Requena. Permanecen cerradas al tráfico por nieve la CV-391 de Requena al Remedio; la CV-392 de Utiel a las Nogueras; y la CV-395 de Requena a Villar del Arzobispo. Además están cortadas la CV-465 de Caudete de las Fuentes a Venta del Moro, la CV-455 de El Pontón a Río Cabriel por Venta del Moro y la CV-467 de Fuenterrobles a la CV-474.

 

En la demarcación de Buñol también hay varias vías cortadas: la CV-388 en el acceso oeste a Siete Aguas y la CV-425 de Buñol a la N-330. Por lo que respecta a la demarcación de L’Alcúdia de Crespins las carreteras que permanecen cerradas al tráfico por nieve son la CV-584, de Enguera a Casas de Benalí; la CV-589 de Moixent a CV-590; la CV-794 de Bocairent a Alcoi; la CV-651 de Moixent a Aielo de Malferit; la CV-657 de Moixent a Beneixama y la CV-665 de Ontinyent a la CV-651. Además, en la demarcación de Alzira está cerrada por inundación la carretera CV-543 de acceso a Cogullada desde Alberic.

 

En cuanto a la demarcación de Bétera-Serra también hay un tramo cortado entre Alfara del Patriarca y Vinalesa en el cruce con el barranco del Carraixet, en el punto kilométrico 0.850. Asimismo, hay que circular con especial precaución en las vías en la CV-655 de Fontanars dels Alforins al Pou Clar; en la CV-656 de Fontanar dels Alforins a la A-31; en la CV-446 en el enlace de la N-322 con la N-330 por los Duques; la CV-470 de Utiel a Mira; en la CV-435 de Real a Dos Aguas; y en la CV-580  de Anna a Dos Aguas.

 

El dispositivo especial de la Corporación provincial incluye una veintena de vehículos, entre ellos retroexcavadoras y máquinas quitanieves, y un equipo de 400 personas, incluyendo efectivos de las brigadas de Divalterra, unos medios que, en palabras del diputado Pablo Seguí, se encuentran a disposición de los ayuntamientos. Desde el Área de Carreteras se ha señalado que las vías permanecerán cerradas mientras no estén practicables o por precaución, y serán abiertas “tan pronto como sea posible” y siempre que la situación de frío y nieve vaya mejorando.  

 

Junto al  Servicio de Conservación y Explotación del Área de Carreteras trabajan los brigadistas de Divalterra, que se encargan de prestar ayuda y asistencia a los vecinos y vecinas de los municipios valencianos que hayan sido especialmente castigados por el temporal de frío y nieve. Estos efectivos se encuentran en alerta y a disposición de todos los ayuntamientos de la provincia que reclamen su ayuda.

Imágenes del desalojo del complejo educativo Moragete cedidas por la Guardia Civil
Imagen volver atrás

Subscipción al boletín de Noticias

Para darse de alta en el boletín de Noticias de la Diputación de Valencia introduzca aqui su correo electrónico:

Intranet