La nueva Diputación presenta un presupuesto municipalista que apuesta por los servicios sociales y la creación de empleo