La auditoría confirma que los pagos a la abogada de Divalterra corresponden a los trabajos realizados por el ‘caso Taula’