Maria Josep Amigó: «El Museu Joan Fuster da respuesta a una deuda que manteníamos los valencianos con el ensayista y el pueblo de Sueca»