Un estudio piloto de la Diputación de Valencia permite optimizar los servicios de telecomunicaciones a los Ayuntamientos