La Diputació introducirá criterios sociales e igualitarios para garantizar una contratación responsable