La Diputació y la Plataforma Motera quieren romper estigmas y colaborar para tener carreteras más seguras