Los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos muestran la cara más humana en un calendario solidario