La Diputació deja en manos del Tribunal Supremo la situación laboral de los técnicos municipales